Básicamente las tintas genéricas tienen formulaciones que se secan muy rápido y no tienen controles estrictos del tamaño de sus partículas, lo que impacta negativamente de dos formas, obstrucción de boquillas de cabezal por poco uso de la impresora y por sedimentación de partículas muy grandes en las boquillas de inyección de tinta, el cabezal piezoeléctrico tiene un valor aproximado a 45% del valor de la impresora